La música y yo.

Entrevista con la cantautora cubana Zunilda Remigio.

Intérprete acreedora de una sólida carrera en la música popular y tradicional cubana. Se ha presentado con mucho éxito en escenarios de las Antillas Holandesas, Curazao, Islas Bonaire, Aruba, Venezuela, Martinica, Jamaica, San Martín, Angola, Bulgaria, Canadá y España.  Protagonizó con su voz el tema musical de la telenovela “Prefiero la Rosa” y ha participado en producciones como actriz, así como en la conducción de programas musicales de la televisión.

Zunilda, ¿cómo se inicia tu aproximación a la música?
Me gradué de profesora de Geografía y al terminar de impartir clases de esa asignatura en la Secundaria Básica, “Argelia Libre”, y en el Pre-Universitario “Nueva Creación”, en el municipio de la Lisa, donde residía, tomaba clases de canto en la academia de música del maestro Alberto Romaguera. Esther Romaguera, maravillosa cantante lírica, me impartía clases, estaba convencida de que sería una cantante lírica, y montaba obras de Gonzalo Roig, Rodrigo Prat y Adolfo Guzmán, entre otros compositores de ópera y zarzuela.

¿Qué acontecimientos influyeron en tu determinación de dedicarte al canto?
Un amigo de la familia que conocía mi afición por el canto habló con el director del grupo los “Impactos”, me llevó a un ensayo, canté “Cómo fue” del compositor Ernesto Duarte, y me aceptaron como integrante de esta agrupación musical. En este grupo cantaba éxitos internacionales, estuve dos años actuando con ellos y fue una extraordinaria experiencia, en lo musical y lo artístico.
Por aquel entonces escuchaba al cuarteto Los Zafiros, a Elena Burke, a Moraima Secada, a Beatriz Márquez, a Mirtha Medina, a Maggi Carlés, a Argelia Fragoso, a Olga Guillot, a Dulce María Güell, al Moncho (el gitano del bolero), y a cantantes y artistas españoles que se difundían por la radio y se popularizaban en Cuba. Vivía en un barrio de La Habana, donde los vecinos escuchaban buena música, por lo que disfrutaba de las orquestas Aragón, Riverside y Chapotín entre otras. Con estas influencias llegué al mundo de la música.

En la década del 80 cantabas en centros nocturnos y a finales de esa década estudiabas en el Centro de Superación Profesional Ignacio Cervantes, háblame de esa etapa de tu vida.
Para los solistas la primera opción de trabajo era cantar en cabaret, así aprendí, sentada en una silla de producción del Hotel “Habana Libre”, el espectáculo “Una Estrellita en el Caribe”, donde su protagonista era una gran actriz, Moraima Orbera y un elenco de estrellas tales como, Adelaida Raimat, Nereida Naranjo, Anais Abreu, Eddy Peñalver, Larante, Delia Díaz de Villegas y Enriquito Arredondo, pero quedó en mi mente la lógica pedagógica del maestro, debía seguir estudiando canto, integraba la plantilla de una empresa artística y tuve la oportunidad de matricular, en el Centro de Superación Profesional Ignacio Cervantes, donde conocí a Enriqueta Almanza, que me acompañó en la canción “Mi ayer”, de Ñico Rojas, y cuando terminé la pieza me dijo: -Tú eres cantante, y al maestro Luis Carbonell que me citó a su casa y me enseñó muchas cosas que yo deseaba aprender, por él canté “Oguere” y “Que me castigue dios”.

Argelia Fragoso me dio clases de canto y Carmen Fragoso de actuación, también me ayudaron en mi formación académica Angela Norbert y Elcilia Ramos en las asignaturas de solfeo y teoría. Una vez graduada de este centro estuve cinco años en el Hotel “Capri”, con la orquesta “Roberto Faz”, donde cantaba con Rolito, Armadito, el Muso y Puchungo, hasta que hice una audición en el cabaret “Tropicana”, y estuve allí haciendo todos los géneros que suelen hacerse en un centro de producción artístico de esta naturaleza y de tan merecida fama internacional.

¿Podrías mencionar tus influencias más notables?
Desde muy temprana edad he visto mi vocación bien definida: yo sería cantante. Los compositores del filin como José Antonio Méndez y Cesar Portillo de la luz influyeron notablemente en mi interés por las canciones que expresan temas de la vida de los seres humanos, y las cantantes cubanas consagradas, como Celeste Mendoza, Merceditas Valdés, Rita Montaner, Fredy, Celia Cruz, que me apasionaron, también otros cantantes extraordinarios que siempre escuché como el Benny Moré, Sarah Vaughan, Billy Holiday, Aretha Franklin, Barbra Streisand, Elis Regina, Alcione, Maria Bethania, La Lupe, Simone, Whitney Houston y Mariah Carey. Soy una cantante del pueblo, pero he tenido el placer, de escuchar a Vivaldi, Mozart, Strauss, Lizt, Shubert, Saumell, Lecuona, Cervantes, Beethoven, Bach, y otros grandes maestros de la música de concierto.

¿Quiénes son los músicos y arreglistas que han trabajado contigo?

Me han acompañado desde mis inicios hasta la fecha, instituciones musicales de gran prestigio como la Orquesta Aragón, Roberto Faz, el Conjunto Chapotín, la Orquesta del ICRT, la Orquesta Sinfónica Nacional, la Joven Jazz-Band de Joaquín Betancourt, la Orquesta Maravilla de la República Popular de Angola, instrumentistas muy profesionales en el oficio como Enriqueta Almanza, Alina Torres, Alejandro Falcón, Hermes Ferreira, Héctor Quintana, Juanito Martínez, (acompañante de Elena Burke), Néstor Lombida, Rolando Luna, Gastón Joya, Adel González, Michel Herrera, Andrés Cuayo, Yaroldi Abreu, Edgar Martínez, Jorge Luis Pacheco Jr., Raúl Verdecia, Alexander Abreu, Yoandy Argudín, Eduardo Sandoval y orquestadores de la talla de Nelson Días, Ismael Hernández, Jorge “Coky” Carbet, Michel Herrera, Emir Santa Cruz, Ronier Alfonso, Orlando Vistel y Joaquín Betancourt.

Quisiéramos conocer de tus grabaciones, ¿para qué empresas has grabado?
He grabado tres producciones “Añoranza de ti” que fue mi ópera prima, a esta le sucedió “Es que soy yo”, una producción EGREM que rinde tributo a Elena Burke y un fonograma titulado “A mi tierra”, materializado al amparo de Producciones Colibrí y tengo un álbum en proceso de edición con la firma Abdala.

¿Qué cualidad admiras más en los seres humanos?
Admiro a los seres humanos que son auténticos.

Háblanos del contenido y realización del disco “A mi tierra”
El disco “A mi tierra” es el más completo que he podido realizar, bajo la dirección y producción musical del maestro Joaquín Betancourt Jackman, que no solo hizo la mayoría de los arreglos de este disco, sino que creó uno magistral, “María”. Disfruté mucho la selección del repertorio, quería tributar un homenaje a la música cubana defendiendo el legado musical de los compositores y cantantes de mi país. A través de 16 temas, retomé obras que marcaron hitos en nuestro panorama musical, como “Bruca Manigua” de Arsenio Rodríguez; “Guarapo, pimienta y sal”, de Reinaldo Hierrezuelo; “Que me castigue Dios”, de Víctor Fernando Guzmán; “En el tiempo de la colonia”, de Mario Vicente Recio y la mítica “Ogguere”, de Gilberto Valdés. Fue un verdadero reto, tomando en consideración que se trata de canciones que habían sido éxitos en las voces de intérpretes que hoy, son verdaderas leyendas.

Felizmente fue nominado en antología de versiones, en la Feria Internacional del Disco organizada por Cubadisco en el 2015, pude disfrutar cada tema en diferentes versiones y formatos, sin perder coherencia en el discurso estético musical que nos proponíamos y digo “nos”, por el entusiasmo con que trabajaron los mejores músicos del momento en Cuba, sus ideas y los arreglos crearon sonoridades contemporáneas maravillosas, como la orquestación de la canción “Que me castigue Dios” de Emir Santa Cruz; el concebido por Michel Herrera para “Son Oscuro” y la orquestación de Ronier Alfonso para “Amándote a pedacitos”, Fue una producción musical a la que se sumaron, Michel Herrera, Roniel Alonso Millar, Ivette Letuse, con la versátil participación del maestro Frank Fernández, con su gran talento y un entusiasmo tal, que hasta coros hizo. No puedo dejar de mencionar la participación de María Victoria Rodríguez, Yaroldi Abreu, Jorge Luis Pacheco Jr., Rolando Luna, y el coro infantil Estrellitas que dirige Jennifer Almeida como invitados, y a los músicos de primera línea que grabaron las orquestaciones. El trabajo de mezcla y masterización estuvo a cargo de Orestes Águila, de reconocida cultura técnica y artística junto a Julio Pulido, Jorge Benítez, Víctor Cicard y Oniel Cuellar.

¿Y la autora?
Está en pleno desarrollo.

¿Cómo defines a Zunilda?
Me he dedicado a vivir intensamente, soy muy emocional, hago lo que siento y me hace feliz, amo profundamente al ser humano, que me resulta fascinante y sorprendente, soy honesta, buena hija, y tengo un gran concepto de la amistad. Todo debe llevar música que es mi razón de ser, nunca me he preguntado quien soy, pero supongo que mis cualidades y defectos me definen, ¡Soy Zunilda!

¡Muchas gracias por tu tiempo!
Equipo de promoción y publicidad de Eniola Records LLC

 

¡Compártelo!

Leave a Comment

Specify Facebook App ID and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Facebook Login to work