“Elías Barreiro, el hombre detrás de la guitarra”.

Por Reynaldo Fernández Pavón

De Antonio Rodríguez Delgado

La guitarra es un instrumento que en manos de trovadores y poetas ha participado en el proceso de creación de nuestra nacionalidad. Con las seis cuerdas de este instrumento crearon sus canciones figuras que se convirtieron en personajes míticos como Pepe Sánchez, Sindo Garay, Manuel Corona, Rafael Gómez Teofilito, Miguel Campanione, Alfredo Varona, Manuel Gallo, Sigfrido Mora, José Antonio Méndez, Cesar Portillo de la Luz y Martha Valdés.

La guitarra ha sido el soporte armónico de los repentistas que hicieron de la décima, la métrica de versificación por excelencia del punto cubano con sus diversas tonadas y en una maravillosa conjugación de aportaciones de diversa procedencia, surgieron amantes del instrumento que hicieron posible el nacimiento y desarrollo de la “Escuela Cubana de Guitarra” que alcanzó su esplendor técnico gracias al paciente magisterio del profesor Isaac Nicola.

Estamos en presencia de una obra de rescate escrita por el profesor y guitarrista Antonio Rodríguez Delgado, pedagogo incluido en la Enciclopedia Iberoamericana de Música, editada por la SGAE en España y cuya excelsa maestría ha sido reconocida por artistas de la talla de Pepe Romero, John Williams, Manuel Barrueco, Leo Brouwer, Elena Papandreu y Martha Máster. Este investigador y especialista de la enseñanza artística ya nos había sorprendido gratamente con su primer libro: “El gran desafío de la escena y de la vida“, publicado por la Real Musical en México en el 2010. En la escena y en la vida, Antonio Rodríguez Delgado rompe todos los esquemas existentes acerca del aprendizaje de las artes y muestra una concepción inter-disciplinaria de la educación artística, cuyo objetivo supremo es la realización de la esencia humana de los educandos y el desarrollo de capacidades físicas, mentales y espirituales que han hecho posible que sus alumnos hayan obtenido en más de 40 ocasiones, importantes premios en concursos internacionales, tales como, El Festival y Concurso Internacional de Guitarra de La Habana, el Concurso Internacional de Guitarra de Montreal, El Concurso Internacional de Guitarra Heitor Villalobos de Brasil, El Concurso Internacional de Guitarra Andrés Segovia de Granada, El Concurso Internacional de Guitarra de Munich, el Concurso Internacional de Guitarra Alexandria de Italia, el Concurso Internacional Tárrega de Banicasim y el Concurso Internacional de Guitarra Manuel M. Ponce de México.

Antonio Rodríguez se encuentra con Elías Barreiro, a quien reverencia como precursor de la forja y la fragua de su quehacer y después de sostener horas de amenas conversaciones en la intimidad de los amigos, decide compartir las anécdotas que le fueron reveladas, rescatando así a una figura imperecedera de la música latinoamericana en el libro que tituló “Elias Barreiro, el hombre detrás de la guitarra”, obra que será muy útil para la época de la restauración de la historia de la cultura cubana que habrá de llegar; documento de referencia para las futuras y actuales generaciones de estudiantes de música, a través del cual, podrán tener una noción del panorama artístico-musical de la primera mitad del siglo XX en la isla y conocer a un artista que fue sepultado por la cultura oficial. Para lograr su propuesta el autor ha utilizado un tono conversacional asequible para todos y muy especialmente para los lectores que no son músicos, quienes asistirán a un recorrido que comienza en la España de la década del 20 y luego de una larga y penosa travesía marítima, llegarán al histórico Puerto de Santiago de Cuba junto a una familia española que huye de la violencia desatada por la Guerra Civil.

En la ciudad más caribeña del país, el lector asistirá al nacimiento de un niño de padres españoles a quien nombraron Elías y un día en que el universo estaba de concierto, escuchando al maestro Andrés Segovia interpretar El Fandanguillo de Joaquín Turina y El Sueño Trémolo de Francisco Tárrega, decide dedicar su vida al difícil arte de tocar la guitarra por la fascinación que experimenta.

A través de la conversación de estos personajes conoceremos instituciones culturales, intérpretes y compositores que caracterizaron el ambiente musical de la joven República a la que Elías se sentía pertenecer y con infatigable entrega se convierte en el eslabón a través del cual generaciones de instrumentistas que le sucedieron conocieron e interpretaron las obras de Manuel M. Ponce editadas por Andrés Segovia, tales como, la Sonata Clásica (homenaje a Fernando Sor), la Sonata No. 3, la Sonata Romántica y la Sonatina Meridional; los 12 Estudios de Héitor Villalobos; El Zapateado de Regino Sainz de la Masa; En Los trigales, el Pasacalle y la Fantasía para un gentil hombre de Joaquín Rodrigo, piezas de estudio obligatorio para el instrumento, hecho que constituyó un aporte de dimensiones monumentales, pues hizo posible que los estudiantes y guitarristas cubanos tuvieran acceso al repertorio considerado imprescindible para llegar a dominar la técnica de la guitarra.

La adaptación de obras escritas para otros instrumentos que Elías Barreiro llevó al pentagrama, así como sus transcripciones, citadas en las páginas de esta amena lectura, son otro aporte que ha permanecido vigente hasta el día de hoy. Herederos de la consagración al magisterio de Elías Barreiro y Antonio Rodríguez Delgado son consagrados guitarristas que no podemos dejar de citar en este artículo como Manuel Barrueco, Sergio Vitier, Carlos Molina, Tomás Guzmán, Joaquín Clerch, Marcos Díaz Tamayo, Ernesto Díaz Tamayo, Alexis Méndez, Alí Jorge Arango Marcano, Héctor Vudoyra, Yasser Pérez Pendás, Raúl Corral Pérez, Donny Soriano, Fernando Luna, Apolinar Rojas, Mónica Maldonado, Luis Ángel Becerra, Rodrigo Villaseñor y Erick Maldonado.

Detrás de la guitarra vibra la vida y la obra de un músico cubano de pura cepa que no podía quedar en el olvido y que fundara la Cátedra de Guitarra Clásica en la Universidad Tulane en New Orleans, influyendo notablemente el desarrollo ulterior del estudio de este instrumento en los Estados Unidos, país al que emigró en 1960.

La información que Elías nos transmite en este dialogo con su interlocutor, enriquecen el acervo cultural y la percepción que tenemos respecto a temas artísticos, filosóficos y pedagógicos.

El ebook “Elías Barreiro, el hombre detrás de la guitarra” se encuentra en amazon.com y es un homenaje muy merecido del profesor Antonio Rodríguez Delgado a un artista de dimensiones universales.

– “Honrar, honra”, José Martí.

Reynaldo Fernández Pavón
Compositor y escritor cubano

¡Compártelo!

Leave a Comment

Specify Facebook App ID and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Facebook Login to work